por: Alejandro Lara | Miércoles 01 de Noviembre de 2017

El relato y los marcadores. Claves en la comunicación y el diseño de experiencias turísticas




El relato busca movilizar al turista (potencial o efectivo) mediante cuatro momentos. En primer lugar el producto turístico debe llamar la atención de la persona, luego despertarle interés y generar el deseo de visitar el destino o experimentar el producto turístico. Finalmente, el cuarto momento corresponde a la acción de compra.


Para cumplir este objetivo, el relato es la principal herramienta de comunicación, y debe ser conciso, directo, descriptivo, informativo, pero -por sobre todas las cosas- altamente persuasivo y con un sentido positivo.


El relato busca la emoción

Cuando el profesional de la comunicación trabaja sobre los ejes discursivos del relato y, en particular, cuando redacta puntualmente el corpus principal, debe contemplar la inserción a conciencia de recursos estilísticos y operadores retóricos para llegar a la emoción del lector, es decir, los clientes.


Relato turístico que tendrán como tópicos a la flora y la fauna de un lugar, a leyendas autóctonas, fiestas populares, acontecimientos históricos y personajes célebres. Siempre buscando la emoción del receptor, a partir de pistas sobre quiénes somos, nuestros valores, idiosincrasia, temores, etc.


También el tópico de la superación de una comunidad y como pudo resolver problemas siempre son bienvenidos al momento de crear un relato que emocione y simultáneamente promocione y le otorgue sentido a un atractivo, a un producto o, en general, al destino como un todo.


Una vez producido el relato, es necesario marcar el producto en cuestión. Porque la “marca turística” deberá ser validada territorialmente mediante “marcadores turísticos”.


Esta definición corresponde al sociólogo Dean MacCannell, catedrático de la Universidad de California, quien acuño el término “marcador turístico” para designar a cualquier tipo de  información o representación que constituya al “punto de vista”. Un marcador representa la vista para el turista.


La incorporación de marcadores otorga interés turístico a los atractivos, ya que nuestra visión de lo auténtico es aquello que ha sido marcado e interpretado como tal mediante el relato.


El relato como base de una estrategia
El diseño y la producción de un relato del destino o producto turístico deben pensarse como una estrategia de mediano plazo.


Para ello es fundamental minar las redes sociales de contenidos secundarios al relato principal. Porque la multidireccionalidad entre emisor y receptor en las redes sociales genera una retroalimentación que crea conocimiento a partir de las experiencias compartidas de los usuarios y su mayor o menor validación respecto del relato original.


La idea es utilizar sinérgicamente no solo a las herramientas 2.0 en su conjunto, sino que este trabajo debe apoyarse en las herramientas y canales tradicionales de comunicación (prensa y marketing turístico).


El conocimiento resultante, es un proceso que no cesa, sino que ajusta el relato que es comunicado, al tiempo que le brinda información al profesional del turismo para mejorar el producto turístico.


Se debe mirar al destino y sus productos, no solo como el fruto de una estrategia de planificación turística, sino como el resultado de una percepción construida por la comunicación formal e informal.Porque no existe el hecho turístico si no es comunicado.






Tendencias

Tags: Argentina - producto - destinos - diseño de experiencias - relato - Turismo - marketing turístico - comunicación - Buenos Aires Turismo - Turismo Argentina - Turismo y Ocio - latitud2000 - Primero Argentina - Viví Argentina -

Reenvía a un amigo


Tu Nombre:

Tu email:

A quien envias: (Ingrese múltiples direcciones una por línea)

Tu Mensaje:


Noticias Relacionadas


Descarga la app de Latitud2000


NOTITUR

Radio Turistica

Giganet

Periplo


Sólo Títulos

Latitud2000 es miembro de



Desarrollado por Pitu-Design